*

Deportes

Portada  |  22 febrero 2021

Las revelaciones de los últimos días con vida de Maradona: "Le daban de comer osobuco con grasa"

Las declaración testimonial de los acompañantes terapéuticos ocurrieron el mismo día en que los investigadores abrieron los dos celulares marca iPhone que pertenecieron a Maradona.

Sigue la investigación para determinar la causal de muerte de Diego Maradona a casi tres meses de su fallecimiento en el country de Tigre.

Ahora declararon Alejandro Daniel Cottaro y Carlos Bacchini, los dos acompañantes terapéuticos que estuvieron con Diego Maradona tiempo antes de su muerte.

Los profesionales dieron detalles sobre sus últimos días con vida: no existía una dieta para alguien con problemas cardiacos sino que le deban de comer sándwiches de miga de jamón y queso y osobuco con grasa y le controlaban los celulares.

“Lo que me extrañó mientras estuve es que los celulares de Diego sonaban todo el tiempo y los manejaban Maximiliano (Pomargo) y Jonathan (Espósito)”. Eso le dijo Cottaro a los fiscales.

“Eran dos celulares, en el sanatorio también los tenía. Me llamó la atención que cuando sonaba el teléfono le decían al que llamaba ‘el Diez está durmiendo’ y Diego estaba ahí con nosotros. Diego no los escuchaba porque cuando sonaban se iban al parque o se alejaban. A los que observé hacer esto eran a Maximiliano y a Jonathan”, expresó Bacchini, según reportó el periodista Martín Candalaft en Infobae.

Las declaración testimonial de los acompañantes terapéuticos ocurrieron el mismo día en que los investigadores abrieron los dos celulares marca iPhone que pertenecieron a Maradona y que fueron secuestrados el 25 de noviembre en la casa del barrio San Andrés de Tigre.

En otro momento de la declaración, Cottarose refirió a las dificultades edilicias que tenía la casa para la “internación domiciliaria” y sobre lo que le daban de comer al Diez: “Diego se despertó a eso de las 11.30. Salió de la habitación caminando y de buen ánimo. Dahiana (Madrid, la enfermera) le dijo que si él necesitaba darse un baño lo ayudaban. Diego le contestó que sí y lo llevaron junto a Jonathan a la parte superior de la casa a bañarse. Abajo no había ducha ni nada. Diego solo no podía subir a bañarse. Lo bañaron y bajó tranquilo. Luego le mandaron un paquete con sándwiches de miga de jamón y queso”, afirmó.

Por su parte, Carlos Bacchini, manifestó su sorpresa con la dieta que llevaba Diego: “Desde mi punto de vista no lo dejaban decidir por ejemplo con la comidas. Él pedía algo que quería y le decían que ya estaba la comida hecha. Recuerdo que Diego quería comer un día churrasquitos y le dieron osobuco con grasa. Yo no le hubiese dado eso a Diego sabiendo que tenía, como todos decían, problemas de corazón”.

Comentarios