*

Economía

Portada  |  17 junio 2021

Kulfas: "La idea es retomar la semana que viene el camino de la exportación de carne"

"Con un esquema que nos permita garantizar una mayor presencia de carne en el mercado interno", adelantó el ministro de Desarrollo Productivo.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, sostuvo hoy que el Gobierno está "terminando de ajustar mecanismos" que permitan retomar las exportaciones de carne vacuna, cuya suspensión vence el domingo, con "un nuevo esquema de reglas de juego" para los principales actores del sector.

Kulfas dijo que los detalles del mismo de darán a conocer "en las próximas horas o mañana".

"La idea es, que con un nuevo esquema de reglas de juego que estamos terminado de ajustar, poder la semana que viene retomar el camino de la exportación, buscando garantizar que esté bien abastecida la mesa de los argentinos", indicó el funcionario nacional en declaraciones radiales.

En este sentido, explicó que "el objetivo es garantizar que exista un abastecimiento mayor del mercado interno. Los detalles se darán en las próximas horas o mañana, pero en principio la idea es que se pueda volver a exportar carne, pero con un esquema que nos permita garantizar una mayor presencia de carne en el mercado interno", al mismo tiempo que planteó que "queremos que todos los cortes populares estén accesibles".

"Estamos terminando de ajustar los mecanismos. Hemos tenido varios encuentros de diálogo y negociación con sectores de la producción y exportación de carne. Les hemos explicado que el objetivo principal es ordenar el funcionamiento del sector y también producir más, porque la salida virtuosa a esto es justamente que Argentina pueda superar la barrera histórica de 3 millones de toneladas", remarcó Kulfas al El Destape.

En la misma línea, consideró que "si podemos ir a una producción de cinco millones de toneladas, que es nuestro gran objetivo del plan de desarrollo sectorial, podríamos garantizarnos 3 millones de toneladas para el mercado interno y, al mismo tiempo, podríamos tener dos millones de toneladas para exportar. Esta es la salida virtuosa".

"Desesperados por bajar precios"

El presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams, aseguró hoy que está "desesperado por bajar los precios" de la carne, pero señaló que esa decisión depende de frigoríficos y matarifes.

"Los carniceros estamos desesperados por bajar los precios, porque la gente no entra. Un kilo de milanesas a 900 pesos no se puede consumir. La clave es que bajen los valores en el Mercado de Liniers", enfatizó el dirigente.

Wlliams insistió: "Queremos que baje la carne porque si no, vamos a perder nuestro trabajo".

"Los frigoríficos y los matarifes son los que tienen que bajar los precios, porque son los que abastecen a las carnicerías", resaltó.

Por otra parte, el directivo cuestionó la suspensión de las exportaciones de carne que el Gobierno dispuso hace casi un mes.

"Sabíamos que el cierre de las exportaciones de carne no iba a reflejar rápidamente una baja de la hacienda en el mercado local. Pero está bajando, principalmente, el consumo de exportación, que son esas vacas medianas que van a China, al igual que el novillo pesado", indicó.

Aumentos en cortes más económicos

Los cortes de carne más económicos subieron casi 8% en mayo, superando incluso el incremento de los cortes intermedios y de mayor calidad que avanzaron en promedio 5,5%, según un informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

"En mayo, los cortes intermedios y caros son los que menos han aumentado, 5,3% y 5,7% respectivamente, mientras que el incremento de los cortes económicos alcanzó 7,8%. Junto a ello, el pollo, tuvo menor variación, ya que incrementó su precio 1,7%", precisó el informe.

Hacia el interior de cada uno de los segmentos, el trabajo verificó que en el caso de los cortes más caros, el incremento de precios fue relativamente parejo y cercano al promedio del mes.

Los principales aumentos correspondieron a cortes como el peceto (6,6%), bola de lomo (6,0%), lomo (5,7%), colita de cuadril (5,1%) y cuadrada (5,6%). A lo que se sumó un aumento inferior al promedio en matambre (3,5% y vacío (4,5%).

En relación con los cortes vacunos de precio intermedio, los incrementos tuvieron un comportamiento dispar. Los principales aumentos se encuentran en bife angosto (7,2%) y la picada especial (7,5%), y un incremento menor al promedio en tapa de nalga (4,5%) y tapa de asado (4,5%).

En el caso de los cortes económicos, la evolución nominal de precios fue superior a las otras categorías analizadas. Los principales aumentos se dieron en los cortes de osobuco (9,9%) y picada común (8,7%), en un escenario donde en todos los cortes las variaciones superaron al promedio de aumentos de la carne vacuna en su conjunto.

En términos interanuales, es decir respecto a mayo 2020, la variación de precios nominales de la carne (+76,6%) se movió muy por encima de la variación de precios del período (+47,3% aproximadamente), lo cual implica un encarecimiento de los diversos cortes en términos reales.

A la cabeza de los aumentos sobresalen cortes de alto consumo popular como el asado (92,6%), matambre (80,2%) y vacío (84,6%).

Según CEPA, las razones de este incremento están relacionadas en primer lugar con "el aumento de las exportaciones producto de la mayor demanda por China convierte a la carne en un cuasi commodity, atando el precio local al precio exportable".

También se explica por "el aumento del maíz, por tratarse de un insumo utilizado para la ganadería y la producción de leche, huevos y pollos, entre otros productos alimenticios de primera necesidad".

Además CEPA advirtió que en el aumento de precio de comercialización en Liniers podría estar impactando la expectativa acerca del posible incremento futuro del valor del ganado derivado del incremento de las exportaciones a China.

Por último, la entidad apuntó a los frigoríficos como otra de las explicaciones de la distorsión en la formación de los precios en la cadena de producción y comercialización de carne vacuna.

"La recuperación económica y particularmente de los salarios desde finales de 2020 en adelante fue interpretado por algunos actores económicos como bandera de largada para el aumento de precios", indicó el trabajo.

En cuanto al precio de las frutas y las hortalizas, el trabajo destacó que exhibieron una gran volatilidad, "vinculada a estacionalidades de los productos, en conjunto con dificultades puntuales en la producción y/o cosecha que pueden demorar la entrada en gran volumen en el mercado y, por lo tanto, restringe la oferta afectando el nivel de precios".

Durante el mes de mayo de 2021, las variaciones positivas se acotan sólo al tomate redondo (80%) y a la pera (17%). Por otra parte, también resalta la caída de la lechuga (-38%), la naranja (-34%), el limón (-20%), y la cebolla, con una caída del 13%.

Los principales incrementos se dieron en el limón (94%), la manzana (80%) la lechuga (87%), y el zapallo (80%). En el caso de la mandarina, la banana, la pera y la batata los incrementos fueron sustancialmente menores (36%, 18%, 40% y 22% respectivamente), quedando por debajo de la inflación del período (46,3%).

El informe destacó que el precio de la cebolla que se mantuvo sin cambios interanuales, "lo que implica un abaratamiento real" y subrayó la baja del 59% en el precio promedio de la zanahoria.

Comentarios