*

Internacionales

Portada  |  08 abril 2020

Video: el momento en que un anciano internado con coronavirus se comunica con "el amor de su vida"

“Antonia, te quiero más que a mi vida, mi vida no tiene ninguna importancia, pero tú si la tienes”, dijo el hombre.

El coronavirus es una enfermedad altamente contagiosa y esto ha provocado que los pacientes diagnosticados se mantengan aislados.

Sin amigos, familiares ni seres queridos, así deben permanecer miles de personas mientras logran recuperarse o, hasta que el virus gane la batalla y se conviertan en uno más de la larga lista de fallecidos en el mundo por esta causa.

Ver esta publicación en Instagram

❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️ #repost @estimuladultos ・・・ “Antonia... ¡Antonia por favor! ¡Que te quiero mucho! ¡Que te quiero Antonia! ¡Te quiero más que a mi vida! ¡Y mi vida no tiene ninguna importancia! ¡Pero tú sí la tienes¡” 🎬 . . Mil gracias a las sanitarias 👩🏻‍⚕️👩🏼‍⚕️ @evamariacor y @miriam_donna por este tremendo gesto. Gracias a ellas, Fidel está a punto de recuperarse. Hagamos llegar a este cuarteto muy lejos compartiendo su historia 🚀 Porque un día más es un día menos. Cuidémonos, seamos rebeldes y compartamos buenas noticias! . . 👵🏼👉 @ESTIMULADULTOS 👈👴🏻 es una cuenta con historias que te dejarán sin palabras. Únete y descubre ya tu nueva cuenta favorita 👌🏼 . . Por @dalvalaz ✍🏼 . . NOVEDADES 👉 Ya tenemos página de Facebook. Busca “estimuladultos” , únete a ella e invita a todos los que puedas! Es hora de recargar esperanzas 💪🏼👵🏼👴🏻 #yomequedoencasa #acortandodistancias #cuarentena #psicología #microcuento #letras #enfermeria #videodeldia #saludmental #coronavirus #sanidad

Una publicación compartida de Fernando Tejero (@fernando_tejero) el

La triste realidad tocó la puerta del señor Fidel, un anciano catalán que permanece en cuidados intensivos, tras ser diagnosticado con Covid-19. En medio de su tristeza por estar lejos de su esposa, el personal médico decidió ayudarlo hacer una videollamada para que pudiera ver y hablar con el amor de su vida.

Las enfermeras del hospital, consiguieron una tablet para que pudiera realizar una videollamada y reencontrarse con su esposa.

Con lágrimas en sus ojos, lo primero que dijo Fidel al ver a su amada fue: “Antonia, te quiero más que a mi vida, mi vida no tiene ninguna importancia, pero tú si la tienes”, continuó el abuelo desde su camilla del hospital en plena recuperación.

Comentarios