*

Local

Portada  |  23 octubre 2020

“Acompañar” el programa que humaniza de los cuidados hospitalarios

El jefe del departamento de Enfermería del hospital Padilla, Marcelo Morales, se refirió a los orígenes que el Programa Acompañar del Ministerio de Salud Pública tiene, arraigados a una tradición de humanización de los cuidados hospitalarios en los cuales a nivel nacional Tucumán es pionero.

Acompañar, comentó Morales, nace por iniciativa de la titular de la cartera sanitaria provincial, Rossana Chahla, que a partir de los lineamientos ministeriales establecidos desde la primera gestión a su cargo, prioriza como uno de los pilares de la atención la humanización de los cuidados.

En ese sentido el especialista cuenta que hace 5 años el director del Proyecto Internacional HUCI para humanizar los cuadros intensivos, Gabriel Heras, visitó la provincia y firmó junto al Ministerio un convenio de reciprocidad, convirtiendo a Tucumán en la primera provincia del país en adherirse a este programa mundial de humanización, del cual Morales es referente local.

“El programa Acompañar surgió de una necesidad. Esta pandemia en sus inicios trajo miedos que generaron que las puertas de los hospitales se cerraran para las familias y aún más en las unidades de terapia intensiva dónde mayor exposición y riesgo de contagio hay. El personal de salud evidenciaba cada vez más angustia, producto de observar que los pacientes morían en soledad, sin poder despedirse de sus afectos, y quienes se encontraban en internación, con cuadros quizás de menor gravedad, igualmente no podían recibir visitas, las familias permanecían sin hacer contacto con ellos”, sostuvo Morales.

Transcurridos varios meses del comienzo de la pandemia, y a partir de la experiencia internacional y local, desde el Ministerio se estudió una vía de dar solución a la problemática y se creó el programa del cual es referente Walter Sigler y que se viene implementando con gran éxito en el hospital Padilla, entre otros centros asistenciales que adhirieron a las medidas.

“Cada intervención que se hace es muy emotiva. La jefa de una de las terapias del Padilla, Nancy Acosta, es la referente de Acompañar en el hospital y se encuentra constantemente a disposición para cuando surja una necesidad de comunicación tanto del lado del paciente como de la familia”, agregó el jefe de departamento en tanto detalló que Acosta establece el vínculo y prepara las condiciones infectológicas necesarias para no exponer a la familia a riesgos de contagio para que puedan canalizar la necesidad psicológica, espiritual y afectiva de visitar a su ser querido que está atravesando un momento crítico asociado a covid.

Respecto a las vías de gestión para activar el Acompañar el referente destacó que suelen solicitarlo las familias, si bien el paciente también puede hacerlo a través de los profesionales de la salud que lo asisten, todos entrenados y en contacto con la licenciada Acosta que se encarga de establecer este contacto con la familia. “El Ministerio a su vez dispuso de líneas telefónicas exclusivas para cada efector dónde se lleva a cabo este programa. A partir de ellas las familias se comunican con los referentes, manifiestan lo que desean y ese referente trabaja para establecer el vínculo”, dijo.

La terapia es un lugar de alta exposición, por lo cual Morales aclaró que las visitas que se gestionan no pueden durar más de 15 minutos. “Tuvimos el caso de un paciente y su madre, ambos terminales, y así se replican día a día y no dejan de emocionarnos a todos como equipo de salud. La humanización es la base del cuidado de salud de cualquier organización sanitaria por eso enviamos al doctor Heras de España nuestro proyecto actual para que nos diera una devolución de lo que estamos haciendo y recibimos su respuesta positiva y felicitaciones ya que esta es la problemática que más quejas y descontento genera en los hospitales”, concluyó.

 

 Fuente: Comunicación Tucumán                                                                                    

Comentarios